El reto de la sanilad en los alimentos; certificación del personal, la clave


Más de 2 millones 200 mil personas mueren anualmente a causa de enfermedades transmitidas a través de la ingesta de alimentos y agua, de acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La seguridad alimentaria es un elemento crítico y es un reto de riesgo para la salud pública mundial.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, cada año, una de cada seis personas se enferman por la ingesta de alimentos contaminados, de las cuales más de 127 mil  son hospitalizadas y alrededor de 3 mil mueren de enfermedades transmitidas por alimentos. El coste económico anual sólo en los Estados Unidos es de aproximadamente  77 millones de dólares.

Otro factor de riesgo es que la cadena de suministro de alimentos se ha vuelto altamente globalizada y ello trae como consecuencia que el número y la gravedad de los incidentes relacionados con la seguridad de los alimentos se hayan incrementado. La protección de la cadena de suministro y la reducción de los casos de enfermedades transmitidas por los alimentos son, por lo tanto, las prioridades de los gobiernos y de la industria en todo el mundo.

Configuración de los puntos de referencia

Las Normas comunes y medibles sobre seguridad alimentaria no sólo salvaguardan la salud pública, también traen beneficios económicos. Por ejemplo, para exportar alimentos en la Unión Europea, una empresa debe cumplir con todas las normas exigidas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria. Los que no tienen la capacidad de cumplir con las normas básicas de seguridad en este ramo económico limitan significativamente su capacidad de exportar alimentos o ingredientes, al tiempo que ponen la salud de los ciudadanos de sus propios países en riesgo.

Las organizaciones con un interés en el fortalecimiento de la cadena de suministro de alimentos están contribuyendo a cerrar las brechas en este desafío, mediante la introducción de una mejor gestión de la seguridad y mejores prácticas en las auditorías, además de estar conformando coaliciones y ajustando a los organismos de normalización. Los ejemplos incluyen el comité técnico ISO / TC 34, Productos alimenticios, y la Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria (GFSI).

Inspecciones consistentes y de alta calidad

La inspección es una herramienta clave utilizada por agencias de los gobiernos a fin de garantizar la seguridad alimentaria en toda la cadena de suministro – «de la granja a la mesa”. Ellos inspeccionan actividades como: producción y procesamiento de productos agrícolas y cárnicos; elaboración, empaque y transportación de alimentos; además de la revisión en los puntos de venta minoristas y de “food service”.

La calidad, cantidad y consistencia de las inspecciones varían ampliamente en todo el mundo, tanto a nivel nacional como por el nivel de la agencia gubernamental involucrada. Para hacer frente a esta variabilidad, en los Estados Unidos la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha desarrollado el concepto de un sistema de seguridad alimentaria integrada. Dicho sistema facilita el reconocimiento de la labor de inspección en todos los niveles de gobierno – federal, estatal, local, tribal y territorial.

La falta de competencia entre los inspectores de seguridad alimentaria puede tener consecuencias importantes para los gobiernos y la sociedad. No sólo puede aumentar enfermedades transmitidas por el consumo de alimentos; también puede conducir a mayores costos de aplicación, el fracaso para lograr objetivos políticos, la reducción de la confianza ciudadana en el gobierno, y un menor nivel de cumplimiento.

La coherencia y la calidad de las inspecciones tienen el potencial de mejorar la seguridad y la confianza de los consumidores a lo largo de la cadena alimentaria, facilitar el aumento de las exportaciones de alimentos, reducir costos, mejorar la transparencia gubernamental y la rendición de cuentas y fortalecer el sistema de seguridad alimentaria completa.

La FDA se dio cuenta de que la competencia de sus inspectores y la comparabilidad de las inspecciones podría aumentar mediante la capacitación y certificación. Es por ello, que ya se pusieron en marcha muchos esfuerzos que tienen la finalidad de capacitar y certificar a los inspectores y otros funcionarios de protección de alimentos.

El Instituto internacional de capacitación para la protección y sanidad de los alimentos (International Food Protection Training Institute) ha desarrollado e implementado una carrera que abarca todo el marco de referencia para la formación de inspectores en sanidad alimentaria. Este programa alinea las competencias y proporciona conocimientos y habilidades para los profesionales del ramo mediante un cuerpo común de conocimiento.

Certificación de Inspectores

La certificación del personal es una manera de verificar que los trabajadores sean competentes para realizar sus trabajos. La norma ISO / IEC 17024:2012, Evaluación de la conformidad – Requisitos generales para entidades que realizan la certificación de personas, pueden ayudar a garantizar la cualificación y la competencia de los inspectores de seguridad alimentaria.

La FDA es, entre otras cosas,  una de las agencias reguladoras para el desarrollo de los programas de certificación de los inspectores de acuerdo con ISO / IEC 17024. Esta institución de gobierno  de los Estados Unidos desarrolla certificaciones de personal, incluido el inspector de alimentos manufacturados, inspector de mariscos y productos del mar,  inspector de baja acidez en los alimentos enlatados, inspector de producción de alimentos, inspector de alimentos al menudeo, y el inspector de los alimentos importados, entre otros.

De acuerdo con la norma ISO / IEC 17024, estas certificaciones del personal implican la realización de un análisis de trabajo para identificar las tareas necesarias. Los programas de certificación también deben investigar el conocimiento requerido del candidato, las habilidades y sus atributos mediante la aplicación de un examen.

Exigir que todo el trabajo realizado sea reconocido por los funcionarios certificados por la FDA, es garantizar la competencia de los inspectores de seguridad alimentaria. Con el fin de dar cuenta de las diferencias que puedan producirse, por ejemplo, si las regulaciones federales difieren de las regulaciones estatales. El análisis del trabajo/tarea se valida en distintos niveles por parte del gobierno y para su posterior inclusión en el sistema de formación y certificación.

La experiencia de la FDA se puede utilizar como un modelo internacional. Los nuevos requisitos de la llamada Ley de Seguridad de Alimentos de Estados Unidos ayudará en la modernización para la construcción de la capacidad internacional de seguridad alimentaria en los sectores público y privado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s