Avistamiento de ballenas: turismo sustentable


Ballena

Al dar inicio la temporada de avistamiento de ballenas 2012-2013, la Dirección General de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que en Nayarit, Jalisco y Sinaloa se han otorgado 166 permisos a prestadores de servicios para la observación de ballena jorobada, mientras que en Baja California y Baja California Sur se han dado 340 permisos para avistamiento de ballena gris.

Para llevar a cabo el aprovechamiento no extractivo de estas especies, se cuenta con un plan de manejo al que deben ajustarse los prestadores del servicio, cuyos lineamientos y especificaciones relativas a su protección y la conservación de su hábitat se enmarcan en la Norma Oficial Mexicana NOM-131-SEMARNAT-2010.

La NOM131 establece que tanto en las áreas naturales protegidas como en una franja de 2 kilómetros de la costa hacia mar abierto son zonas restringidas para la observación de estos animales, ya que son áreas donde las madres alimentan y cuidan a sus crías.

El periodo de avistamiento en Nayarit y Jalisco es del 8 de diciembre al 23 de marzo; en Sinaloa del 15 de diciembre al 15 de abril; en Baja California del 15 de diciembre al 15 de mayo y en Baja California Sur del 1 de enero al 30 de abril.

Durante la temporada de observación, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) mantiene coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) proporcionando los registros de embarcaciones que infringen la norma ambiental. En el presente año se sumará a esta actividad el comité de vigilancia ambiental participativa acreditado por la Profepa, conformado por prestadores de servicios turísticos de la región interesados en la conservación de los recursos naturales.

Cabe destacar que en los últimos cuatro años se ha mantenido el promedio de permisos otorgados para esta actividad, lo cual indica que es una alternativa de desarrollo económico sustentable para las regiones costeras, ya que genera recursos y conserva la biodiversidad.

La ballena jorobada fue la segunda especie en ser protegida por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) cuando en 1955 se prohibió su captura comercial en el Atlántico Norte; México la enlista bajo la categoría de “protección especial” en la NOM-059.

En 1984 se consideró que existían no más de 12 mil ballenas jorobadas; la población actual de esta especie en el Pacífico Norte es de aproximadamente 18 mil 300 individuos, lo que representa una significativa recuperación.

La ballena gris nace en las lagunas costeras de Baja California y Baja California Sur en los meses de enero y febrero. El ballenato se amamanta durante dos o tres meses en su sitio de nacimiento, y en el inicio de la primavera realiza, en compañía de su madre, un viaje que repetirá año tras año a lo largo de su vida: un recorrido de 10 mil kilómetros hasta los fríos mares árticos (de Behring y de Chukchi), ricos en nutrientes, que serán sus sitios principales de alimentación durante toda su existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s